¿Qué necesito cambiar en mi empresa?

27.06.2011 21:33

Por: Ferenz Feher

 

Uno de los factores fundamentales para el cambio en su empresa, sea o no sea franquicia es la estandarización de operaciones, pues, sólo las empresas que la logran pueden dar el siguiente paso y crecer de forma consistente.

 

Estandarizar equivale a crear esquemas de operación y control al interior de la organización, mismos que deben instrumentarse para conseguir uniformidad. Es lograr que la marca se vea fortalecida, reconocida, que se preserve.

 

Estandarizar es uniformar los servicios, manteniendo una calidad constante en los procedimientos de atención, tanto al cliente interno como al externo. Es contar con programas adecuados de capacitación, exhortar a todo el personal a utilizar esos métodos y aplicarlos eficientemente para alcanzar los objetivos de la organización. Es, también, concretar las ideas que emanan de los más altos niveles de la organización.

 

La estandarización es parte del cambio. En ocasiones se pueden observar empresas que parecen franquicias sin serlo de verdad, pero lo que sucede es que son negocios decididos a estandarizar sus operaciones.

 

Algunas ideas fundamentales

 

Las siguientes son algunas recomendaciones para los empresarios, con las cuales se logrará el cambio en sus organizaciones:

 

1. Tener la voluntad de realizar cambios para mejorar y crecer, y estar dispuestos a ello en todos los niveles.

 

2. Organizar eventos fuera de la empresa y talleres de trabajo en equipo.

 

3. Desarrollar habilidades y crear cultura trabajando con temáticas distintas de las que tienen que ver directamente con la organización.

 

4. Demostrar a los miembros del equipo que nos importan más allá del negocio. Celebremos con ellos y escuchemos sus propuestas.

 

5. Predicar con el ejemplo.

 

6. Hacer que la gente participe. Transmitirles la idea de que no sólo tienen el derecho de opinar en cada asunto, sino la obligación de hacerlo.

 

7. Respetar el trabajo y las ideas de otros.

 

8. Saber consensuar.

 

9. Participar en la educación de los colaboradores e insistir para que eleven su grado de estudio.

 

10. Cree en tu proyecto de cambio y mejora.

 

En los negocios existe también un marco de referencia supervisor de los puntos medulares, como recursos humanos, costos, administración, control de inventarios, control de calidad, finanzas y, muy particularmente, la asistencia al cliente interno y externo.

 

La estandarización de operaciones permite mantener todo lo que suceda en la organización entre esos parámetros mínimos y máximos, sin darle al “paciente” más que mantenimiento. Salvo en los casos, claro está, en que algún departamento requiera ser internado en la sala de emergencias.

 

Con la estandarización, además del ahorro en costos, podemos enfocar nuestra atención en los asuntos realmente importantes para que el negocio pueda mejorar continuamente y seguir creciendo.

 

No debemos temer, pues las organizaciones, como la vida misma, se encuentran en constante transición. Me despido con una frase de Confucio, la cual cierra adecuadamente el presente artículo y dice así: “Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes, deberá acomodarse a frecuentes cambios”.